La calle como espacio social. Hacia una antropología de lo urbano

Posted on Dic 1, 2016 in ACTIVIDADES, Derecho a la Ciudad, espacio público
La calle como espacio social. Hacia una antropología de lo urbano
Por Ana Paula Montes

El Posgrado de Urbanismo y el Instituto de Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México organizaron un ciclo de conferencias a cargo del antropólogo Manuel Delgado, profesor de la Universidad de Barcelona, los días 22 y 23 de noviembre del 2016. Con dos intervenciones tituladas “El espacio público y otros espejismos urbanos. El ejemplo de Barcelona” y “La Calle como Espacio Social. Hacia una Antropología de lo Urbano”, hizo una revisión de los conceptos nodales en su trabajo y que han sido ampliamente desarrollados en su extensa obra[1].

Manuel Delgado hizo un llamamiento primordial por conferencia. El primero, la necesidad de cuestionar y revisar el uso del concepto “espacio público” -y de la terminología asociada a este- que se ha generalizado en las últimas décadas en las agendas político-urbanísticas de gestión de la ciudad y, también, al interior de disciplinas arquitectónicas y urbanísticas. El segundo, la necesidad de visibilizar el potencial que ofrece la observación etnográfica de la vida social que acontece en la “calle”.

imagen1
Foto: Conferencia en el Instituto de Geografía, 23 de noviembre. “La Calle como Espacio Social. Hacia una Antropología de lo Urbano”.

Bajo esta tensión, entre “espacio público” y “calle”, se puso de manifiesto la necesidad de desmarcar dos términos que han sido erróneamente tratados como sinónimos. Debido, justamente, a el desconocimiento sobre la génesis teórica del concepto de “espacio público” (Hannah Arendt, Jürgen Habermas, Reinhart Koselleck) y debido a lo poco que se ha reflexionado sobre su instrumentalización ideológica por parte del proyecto burgués.

El “espacio público”, como ideología, se correspondería con lo que Henri Lefebvre denomina “representación del espacio”, un espacio concebido, imaginado, idealizado no solo por las teorías filosóficas del espacio, sino también por las ciencias y las técnicas entre las que se haya la arquitectura y el urbanismo. La emergencia y reciente reificación del “espacio público” estarían vinculadas con la terciarización de la economía y con una serie de operaciones urbanas como la revitalización, reconversión y gentrificación urbana desde las que se justifica cualificar, diseñar y normar “la calle”.

Delgado explica que el “espacio público” tal y como tiende a emplearse hoy, define un espacio diferenciado, territorializado y jerarquizado por las técnicas prácticas y simbólicas que lo organizan, lo regulan y lo codifican. Este concepto de “espacio público” es un instrumento discursivo clave para el capitalismo, pues se ha articulado hábilmente con el concepto de “ciudadanía” y “democracia” en los discursos sobre la paz social, el consenso equitativo, la convivencia y la estabilidad. Siempre en busca de desconflictuar los efectos negativos de las relaciones sociales asimétricas que en efecto ocurren en “la calle”.

A diferencia del “espacio público”, la calle sería el escenario de los acontecimientos y las situaciones que emergen de la vida espontánea. La naturaleza móvil e inestable desmiente la existencia de un orden social previamente establecido – concebido y, por el contrario, reconoce un orden social que se negocia y fragua permanentemente a partir de relaciones transitorias entre desconocidos en las que media la apariencia, el anonimato, la desatención mutua y el disimulo.

Pensar en la “calle”, como espacio disputado y de posibilidades, espacio del transeúnte o el de las masas, permite poner en crisis las nociones de sujeto, individuo y ciudadano que han sido igualmente instrumentalizadas por el discurso liberal. Por lo que, antes de diseñar y anular la calle y sustituir la vida social por un espacio de ilusión y eficacia simbólica para los fines del capitalismo, Manuel Delgado insta a vivir y retratar las contradicciones, confluencias, ritmos y rituales las contingentes negociaciones continuas en la ciudad.

 

Ana Paula Montes es doctorante en Urbanismo, UNAM.

Si desea consultar la conferencia impartida en el Instituto de Geografía: link

 

[1] Delgado, M. (1999) El animal público. Barcelona: Anagrama; Delgado, M. (2007) La ciudad mentirosa. Fraude y miseria del “modelo Barcelona”. Madrid: La Catarata; Delgado, M. (2008) Sociedades movedizas: pasos hacia una antropología de las calles. Barcelona: Anagrama; Delgado, M. (2011). El espacio público como ideología. Madrid: La Catarata.

Leave a Reply